Actualidad_

Drones en el sector de la Ingeniería Electrónica de Seguridad

Drones, VigilanciaPerimetral, UAVs | Noticia | 29 Marzo 2017

Protección y vigilancia perimetral

Uno de los sectores que más potencial de ingresos gracias a la aplicación del uso de la tecnología drone presenta es el de la seguridad, y particularmente el área de la vigilancia perimetral, ya que los UAVs ofrecen una privilegiada capacidad con una buena relación coste-beneficio en determinados escenáreos.

La tecnología del sector avanza de manera rápida, y el compromiso entre autonomía y capacidad de carga comienza a hacer viable su uso en perímetros exteriores. Esto, unido a la capacidad ya extendida en los UAVs de gama profesional de ser programados para realizar vuelos de forma autónoma, y realizar tanto rondas de vigilancia a través de una definición de ruta por puntos georreferenciados como desplazamientos señalados a una zona de alarma dentro de un perímetro, hacen de ésta tecnología un referente dentro del proceso de transformación tecnológica que inevitablemente el sector debe acometer.

Los UAVs son capaces de cubrir una gran extensión en poco tiempo y de proporcionar señal de vídeo en tiempo real a un centro de control (tanto local como remoto), lo que aumenta la capacidad de reacción de una manera ágil y efectiva ante una eventual alarma.

Debido al aumento de la capacidad de carga sin disminución de autonomía de vuelo conseguida por este tipo de aeronaves, las posibilidades de implementar sistemas optrónicos cada vez más sofisticados han aumentado, con lo que las imágenes que pueden proporcionar no se limitan ya a las proporcionadas por una cámara convencional, sino que pueden obtenerse a través de equipamiento que proporcione visión nocturna y/o térmica facilitando en gran medida la señalización y verificación de alarmas en cualquier condición de visibilidad.

La rapidez en la respuesta y el crecimiento en la autonomía de vuelo es hoy en día una realidad tecnológica que ha reducido su coste gracias a la universalización de la tecnología , existiendo ya hoy en día aeronaves de coste asequible que pueden alcanzar velocidades de vuelo superiores a los 100km/h con autonomías superiores a los 200 min. Así mismo los UAVs implementan cada vez con más frecuencia sensores y sistemas de control redundantes que aumentan la seguridad en su uso ante fallos en sus componentes.

A modo de conclusión podemos afirmar que los avances técnicos, tanto de los sistemas de vuelo no tripulado como de los equipos electrónicos que llevan a bordo, ofrecen una amplia versatilidad con compromiso de seguridad en su uso que puede y debe ser aprovechada para aplicaciones de videovigilancia.

Para poder explotar todas las capacidades que ofrece el uso de esta tecnología en el área de la ingeniería electrónica de seguridad, es necesario que los poderes públicos provean de una legislación clara que regule de forma específica el uso de drones para tal fin; ya que actualmente la principal norma nacional que regula el uso de drones, Real Decreto Ley 18/2014; impide la realización de vuelos nocturnos como norma general y obliga a supervisar activamente los vuelos realizados de forma autónoma.

En el momento actual, la legislación obliga a que cualquier operador que quiera volar en BVLOS (a más de 500 metros de distancia) esté obligado al envío de una notificación con 20 días de antelación por cada vuelo que se quiera realizar. La única opción para poder volar drones de forma continuada y sin tener en cuenta estas características, es la petición a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea de la segregación del Espacio Aéreo de la zona.

Estas y otras restricciones legales hacen que, en el momento actual, el uso a gran escala de UAVs para vigilancia se encuentre en un momento de espera; si bien es cierto que en los próximos meses está prevista la publicación de nueva normativa, tanto nacional como comunitaria, flexibilizando estos puntos para sectores específicos como el de la seguridad; que lanzará definitivamente el uso de UAVs para estas tareas y dinamizará el mercado de manera notoria.

Antonio Gentil Mas
Experto en Defensa e Inteligencia