Actualidad_

Food Defense (SP)

#FoodDefense, #DefensaAlimentaria, #CertificaciónFoodDefense | Noticia | 28 Diciembre 2017

Según la norteamericana FDA (Food and Drugs Administration) el término Food Defense incluye todo esfuerzo para proteger los alimentos de ser alterados de forma intencionada incluyendo un amplio abanico que va desde la acción de un empleado descontento, empresa competidora, un suministrador, hasta actos terroristas de cualquier tipo. Estas alteraciones incluyen agentes físicos, biológicos, químicos, o incluso radiactivos (no confundir con Seguridad Alimentaria que abarca otros términos y no implica una intencionalidad intrínseca). Las consecuencias de los riesgos anteriores se pueden imaginar: desde intoxicaciones graves, mortalidad (dependiendo del producto) pasando por incidencias económicas graves, impacto en la imagen del país y hasta el pánico en la población.

Aunque inicialmente este término aplica a aquellas empresas que quieren vender o implantarse en Estados Unidos, actualmente se ha extendido rápidamente a otros países de nuestro ámbito llegando a crearse normas técnicas como el IFS (International Food Standard) que ha sido desarrollada por los distribuidores alemanes, franceses e italianos con el propósito de ayudar a los proveedores a que suministren productos seguros conforme a las especificaciones y a la legislación vigente.
Se establecen como objetivos principales para esta norma:

  • Garantizar la legalidad, seguridad y calidad de los productos fabricados.
  • Asegurar el suministro de productos seguros, acordes con sus especificaciones y conformes a la legislación, consiguiendo una reducción de costes y logrando la transparencia en toda la cadena de suministro.
  • Reducir costes y tiempo a fabricantes y distribuidores.

Y como beneficios más significativos: - Disminuye los costes de los posibles errores de cualquier cadena de producción. - Proporciona una comunicación organizada y con todas las partes interesadas. - Proporciona confianza a los consumidores. - Control más eficiente y dinámico de los riesgos para la seguridad alimentaria. - Conciliar la seguridad alimentaria y el control de calidad.

En este sentido, TIS ofrece su amplia experiencia en consultoría y sistemas para lograr la certificación en Food Defense, desarrollándola en cuatro etapas:
Análisis y Diagnóstico: mediante visitas al cliente y entrevistas previamente diseñadas se obtiene una “foto” exacta del estado actual de la seguridad respecto a lo dictado por el protocolo IFS y los requisitos de cliente (Gap Analysis).
Diseño del Plan de Acción: derivado de lo anterior, se establecen los procedimientos, organización y medidas necesarias para el cumplimiento de IFS observando los distintos riesgos que se pueden presentar tanto en escenarios habituales como excepcionales. Este Plan se realiza de forma detallada incluyendo la ingeniería de los sistemas de seguridad: basado en los riesgos observados y el objetivo de cumplimiento de IFS, TIS diseña diversos anillos concéntricos de seguridad que incluyen innovadoras tecnologías de CCAA, CCTV (fundamental el disponer de analíticas de vídeo específicas para asegurar la trazabilidad y detección de determinadas actividades), detección de intrusión, posicionamiento de presencia de personas o elementos, etc, además de ofrecer soluciones innovadoras en el ámbito de la ciberseguridad, que ayudarán a ofrecer total protección contra cualquier riesgo físico y/o lógico. En este punto, se observan algunos de los requerimientos a tener en cuenta para cumplir con la norma IFS, ofreciendo siempre soluciones integradas y diseñadas de forma específica según las particularidades de cada cliente: - Realizar un control del personal que accede/sale a/de las instalaciones, así como de los vehículos, mediante la instalación de sistemas automatizados. - Realizar un control del personal que accede a las dependencias de las instalaciones donde se manipulan alimentos, mediante la instalación de elementos que impidan el paso de personas no autorizadas. - Realizar un control del paso de personal del cliente a través de ciertos puntos de la cadena de proceso, no implicando necesariamente la interacción de dicho personal sobre el sistema. - Realizar un control en los muelles de carga para asegurar la asignación de la carga con el transporte previsto, permitiendo de esta manera la trazabilidad del proceso. - Realizar un control visual específico de los procesos, sobre todo en las dependencias de las instalaciones donde se manipulan alimentos. - Realizar un control visual general de las instalaciones, y en particular de ciertos puntos críticos.

Implantación o puesta en ejecución del Plan de Acción: TIS ofrece un proyecto llave en mano donde se despliegan las medidas necesarias con la premisa de causar el mínimo impacto en los procesos habituales del cliente. Otro punto de especial importancia para TIS es la trasferencia del conocimiento con lo que se diseñan acciones formativas y de concienciación para todo el personal afectado.
Seguimiento del Plan: se realizan evaluaciones periódicas y simulacros para comprobar que se mantiene la alineación del Plan con lo establecido en IFS. En caso de discrepancias se proponen las mejoras adecuadas.
Estas cuatro etapas se ven perfectamente cohesionadas gracias a una Gestión de Proyecto Integral basado en diversos estándares y metodologías como, por ejemplo, PMI (Project Management Institute) gracias a que TIS dispone de un importante número de personal certificado en dichas especialidades.

María de los Ángeles Vázquez Quiroga y José Ignacio Rueda Benítez
Expertos en Ingeniería