Política de PRL_

Política de Prevención de Riesgos Laborales

La Política en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo tiene por objeto la promoción y la mejora de las condiciones de trabajo, dirigida a elevar el nivel de protección de la Seguridad y Salud de los trabajadores en el desempeño de sus funciones, a través del desarrollo de una gestión integrada de la prevención en la actividad de la empresa, con el objetivo de reducir los riesgos a un nivel aceptable.

Este concepto integral de la prevención supone, desde el punto de vista ejecutivo, que la gestión de la seguridad corresponde a la Dirección y a la línea de mando, las responsabilidades que tenga encomendadas. Esta política preventiva forma parte de las funciones de todos y cada uno de los empleados que integran la empresa.

Dentro de este contexto, todo el personal tiene una parcela de responsabilidad en el cumplimiento de las Normas de Seguridad y en la consecución de condiciones de trabajo adecuadas. La línea de mando jerárquica encargada de la organización del trabajo - personal fuera y dentro de convenio - tiene además como función ejecutiva la de cumplir y hacer que se cumpla entre el personal a su cargo las Normas de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

La Dirección de Telefónica Ingeniería de Seguridad desea difundir los siguientes principios de su Política Preventiva, cuyo objetivo es garantizar la Seguridad y la Salud de los trabajadores frente a los riesgos laborales:

Corresponde a la Dirección la Gestión de la Prevención de Riesgos Laborales a través de toda la línea jerárquica descendente de mando, con responsabilidad indelegable en la planificación y el cumplimiento de las acciones preventivas, y el asesoramiento y la colaboración del Servicio Mancomunado de Prevención.

La Seguridad y la Salud requieren la colaboración activa de todos los empleados, aplicando los procedimientos y métodos de trabajo establecidos, mediante la formación adecuada para desarrollar sus tareas y con la participación e información, tanto de la estructura jerárquica como de los representantes de los trabajadores, en las correspondientes comisiones paritarias.

Los trabajadores, incluida la cadena de mando, deben conocer tanto la Política de Prevención como el Sistema de Gestión de la Prevención de Riesgos Laborales de la Empresa, que será divulgado para conocimiento de todos los niveles profesionales, en las distintas publicaciones y comunicaciones internas.

Estas diez grandes áreas de actuación, que se citan a continuación, constituyen nuestra Política Preventiva:

  1. Tutelar el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, dentro de un concepto integral de Seguridad y Salud, inseparable de la actividad productiva, teniendo como compromiso cumplir con los requisitos legales y otros requisitos que la organización suscriba relacionados con la SST, la prevención de los daños y el deterioro de la salud mediante el establecimiento de un nivel de riesgo aceptable, la mejora continua de la gestión y el desempeño de la SST.
  2. Evaluar los riesgos laborales derivados del desarrollo y gestión de los procesos y servicios.
  3. Las Normas de Seguridad e Higiene representan la preocupación de toda la empresa por la promoción de la seguridad y la salud del colectivo profesional.
  4. Establecer anualmente la Planificación preventiva con la implicación de todas las áreas, coordinándolas para que las distintas acciones se lleven a cabo de acuerdo a la estrategia preestablecida.
  5. Facilitar la formación de toda la organización en: prevención de riesgos específicos de cada puesto, emergencia, y primeros auxilios. Actualizar periódicamente los planes estratégicos y los contenidos, en función de las necesidades puntuales.
  6. Ofrecer la vigilancia de la salud a toda la organización, como expresión de la preocupación por la promoción de la salud y la mejora de la calidad de la vida laboral.
  7. Normalizar las medidas correctoras y los equipos de protección individual derivados de la evaluación de riesgos.
  8. Implantar el Sistema de Prevención de Riesgos Laborales que garantice la gestión con criterios prevencionistas de los procesos y servicios.
  9. Consultar los aspectos relativos a la prevención para garantizar la participación de toda la empresa en la promoción de la Seguridad y la Salud.
  10. Analizar anualmente el estado de la cuestión y la estrategia a seguir en función de los resultados obtenidos.